Sinceramente, cuando invite a varias chicas a que me contaran como habia sido su primera oportunidad nunca sabia muy bien que esperaba sobre esos relatos.

Sinceramente, cuando invite a varias chicas a que me contaran como habia sido su primera oportunidad nunca sabia muy bien que esperaba sobre esos relatos.

A que llamamos “primera vez”?

Creo, asi­ como algunas me lo han confirmado, que ellas tampoco esperaban solamente alla sobre narrar su destreza. Sin embargo, algunas me dicen que se han encontrado pensando en como fue, como lo vivieron en la ocasion , y no ha transpirado como lo recuerdan con la panorama que dan las anos transcurridos. Asi que las relatos estuvieron acompanados de recuerdos, sobre esas reflexiones, que tienen, en su abrumadora generalidad, una contribucion de pena, frustracion e inclusive enfado con la que socialmente se identifica igual que primera pericia sexual que, Conforme Hollywood, seri­a lo mas lindo que te puede pasar ever.

Uno de los relatos que recibi comenzaba con la pregunta clave: que se considera primera vez? A continuacion esta chica me cuenta su vivencia de lo que ella considera las “primeras veces” (en plural) en las que: tuvo sexo con un pequeno, sexo con ella misma asi­ como sexo con una chica. El pensamiento de mi peticion de cooperar en este cronica con las experiencias partia, precisamente de no especificar a que me referia por primera . De este modo que deje que cada cual me enviara lo que ellas entendian que habia sido esa “primera vez”, que en un 90% se ha asumido igual que la primera trato sexual con un chico-varon en la cual hubo pe racion.

Una duda clasica sobre la consulta sobre ginecologia, especialmente de las chicas que van por primera vez seri­a la sobre En Caso De Que “has tenido relaciones sexuales completas”. Y no ha transpirado con completas se refieren a si ha habido pe racion o no. Lo que nos deja cualquier otra clase de coincidencia sexual como “incompleto”, con toda la obligacion simbolica que eso conlleva. Una obligacion citas cougar cachondas denegacion y negadora sobre la realidad ampliamente compartida en circulos femeninos (en los que se hable de sexo de maneras abierta asi­ como comoda), sobre que la pe racion esta excesivamente bien, aunque no tiene que ser lo mas satisfactorio ni el elemento preciso con el que demos por “completada” una comunicacion sexual.

Uno de los relatos que recibo, precisamente, expresa su iniciacion en las relaciones sexuales mencionando que:

A: “Nunca me costo enrollarme con chicos (…) asi­ como nunca tenia el menor impedimento en meterme mano, en masturbar al otro ni en pedir que me masturbaran a mi aunque el motivo sobre la pe racion era como un obstaculo que me costaba saltar. (…) Cuando se daba la ocasion sobre dejarmela meter alli me entraba cerco (y digo dejarmela por motivo de que a mi carencia no me hacia)”.

La pe racion se erige como el “hito” mas esperado y no ha transpirado mas temido consiguiendo que, en ocasiones, en sitio de acontecer el brillo de la vinculacion fisica dentro de dos usuarios que se encuentran disfrutando (-se), se convierta en el momento de maxima tension en estas primeras veces.

B: “Mi primera oportunidad fue con un chico con el que habia estado saliendo, sin embargo si bien lo habiamos dejado, seguiamos enrollandonos sobre vez en cuando. Habiamos hecho “de todo”, menor tener sexo con pe racion y no ha transpirado el aniversario que decidimos efectuarlo, tuvimos un instante un poco absurdo…casi ridiculo. Despues sobre tanto lapso viendonos desnudos, tocandonos…llego el momento sobre “meterla” y no ha transpirado nos pusimos nerviosos…El nunca atinaba, la cosa se “relajo”. Tuvimos que empezar varias veces… Teniamos sobre pronto igual que mucha presion por ese momento”.

Esta compresion Con El Fin De las hembras ante la ocasion sobre acontecer pe radas por primera ocasion goza de que ver con lo comentado al comienzo de el lastre simbolico que goza de esta iniciacion a las relaciones sexuales llamadas “completas”. Un lastre que previamente precisa hasta una premeditacion fisica desplazandolo hacia el pelo psicologica de lo que “puede pasar” como seri­a por ejemplo, percibir dolor o aprovecharse.

C: “No sangre, ni he sangrado posteriormente en mi vida sexual. Memoria que este hecho me llamo la consideracion, me habia arreglado psicologicamente de ello No obstante no paso”.

Ciertos sobre los relatos, Asimismo, expresan que el temor a gorronear no solo va asociado al dolor, sino a la verguenza que supone “manchar” a la otra persona (o las sabanas) que es una verguenza similar a la que sienten algunas hembras cuando tienen relaciones sexuales mientras estan con la indicacion. La maldicion de la matanza que ensucia. La sandez mas que echarnos a la macuto.

“Siempre pense…”

Durante la reciente conlleva, igual que hemos observado, cierta “planificacion”. Asi­ como especialmente, viene cargada de cualquier un imaginario acerca “como sera”, “como queremos que sea” o tambien “como deberia ser”.

No todo el mundo las relatos que he recibido han sido experiencias negativas pero es conveniente anadir que ninguna de las experiencias compartidas se valora como satisfactoria a grado sexual, que tambien se trata sobre eso (digo yo). No obstante excepto en alguno sobre ellos, en el resto nunca se realiza alusion ninguna al hecho de que se cumplieran las expectativas al realizarlo por primera .

D: “La realidad podri­a ser fue breve e incomodo. En un carro, un clasico. Aunque fue ameno y nos reimos bastante. Me gusto pero despues pensaba…ah, era esto… bueno, ?listo!”

De contrastar las expectativas me acorde de las tipicas cuestiones que se hacen en el grupo de amigas cuando la de ellas ha tenido su “primera vez”, y no ha transpirado como continuamente se indaga en cosas tan basicas desplazandolo hacia el pelo fundamentales como: “ te dolio?”, o mi pregunta predilecta que seri­a la sobre “ que sentiste?”. O en su otra variante: “ sentiste una cosa?”.

Notese como se usa el verbo “sentir” de este modo en general por motivo de que la solucii?n puede ser: me senti rara, me senti incomoda, me senti la mierda, me senti bastante bien, me senti querida, nunca senti nada… mismamente que igual que De ningun modo se sabe, es superior indagar en abierto, por si las moscas.

Como tan importante es lo que se dice (y se pregunta) igual que lo que nunca se dice (ni se duda), seri­a de enfatizar que nunca memoria que la de las preguntas “importantes” que nos haciamos dentro de amigas afuera por la linea sobre “ tuviste un climax?”, “ le pediste que te hiciera x?”, “ le dijiste que no a una cosa?”. Tampoco ninguna de estas historias que recibi de este producto mencionaba palabras igual que (un dos 3 responda otra ocasion) espasmo, placer, gozar…

E: “Yo no me corri. Nunca concebia igual que eso podia suceder. Lo descubri unos dias mas tarde masturbandome”

Sin embargo, a veces, las expectativas se cumplen desplazandolo hacia el pelo la destreza sobre Durante la reciente vez, “reafirma”:

F: “Todo supero mis expectativas, fue excesivamente carinoso y cuidadoso conmigo, dolio, Cristalino que dolio, aunque fue la grandisima destreza, especialmente porque supuso un transito trascendente a grado fisico asi­ como sobre todo mental, descubrir por primera vez que se notan al ser deseada por la cristiano con la que congenias, a la que estaba empezando a intentar (…) Con El Fin De mi significo la liberacion total, quitarme un lastre sobre arriba asi­ como sobrepasar muchisimas barreras que yo misma me habia impuesto”